was successfully added to your cart.

Frühlingsfest: una de las hermanas pequeñas del Oktoberfest.

By abril 19, 2018Uncategorized

El Festival de Primavera de Múnich es un festival folclórico que se celebra en Múnich, en Theresienwiese, desde hace más de 50 años. Como es similar al Oktoberfest, a menudo se lo conoce como el pequeño Oktoberfest.

El Festival de Primavera, Frühlingsfest en alemán, inicia el viernes 20 de abril y permanece abierto hasta el domingo 6 de mayo con un ambiente familiar y tradicional de fiesta popular. Con alrededor de 100 feriantes y atracciones, cada fin de semana renueva su público con diversas atracciones: el sábado, 21 de abril, un gran mercado de pulgas sucede en el predio junto a la estatua de Baviera; el domingo, 22 de abril, una mega exposición de autos antiguos; el viernes, 27 de abril, y el 4 de mayo a partir de las 22:00 horas un espectáculo único de fuegos artificiales; y, finalmente, el domingo, 6 de mayo, cierra el festival con un día dedicado a las tradiciones y trajes típicos bávaros.

¿Cómo se habilita el festival? El viernes 20 de abril las autoridades, miembros de honor del festival, antiguos colaboradores y los carros de caballos de las dos cervecerías que participan inician un breve recorrido de media hora a partir de las 15:00 horas. A las 16:00 se produce el ansiado “O’zapft is!“: el alcalde habilita el primer barril de cerveza por medio de una masa de madera y una canilla de bronce. Al llenar el primer jarro de cerveza oficialmente se inicia la fiesta.

¿Qué se festeja en el Frühlingsfest? Solo que la primavera ya se hizo presente en la región, los días evidentemente son más largo y empieza a sentirse el calor. En 1965 se propuso realizar la fiesta por primera y esta vez alcanza su edición número 54. Lo más interesante de saber es que, al día de hoy, hay visitantes y expositores de la “primera hora”, quienes religiosamente han participado de todas las fiestas.

En el pequeño Oktoberfest hay dos grandes carpas de cerveza de las cervecerías Augustiner y Paulaner. En Augustinerzelt, según la tradición y la norma, se sirve la cerveza directamente desde el barril de madera.

Para los que se animan a las emociones fuertes junto a las carpas hay un gran parque de atracciones con los típicos entretenimientos: la noria, el carrusel de cadenas, el tren fantasma, varios carruseles nostálgicos para niños y el Munich Rutschn: el tobogán transportable más largo de Europa. Luego está la pista de karting más grande de Europa, un curso de agua salvaje, y para el público joven un trompo, un bailarín de break y autos chocadores.

Leave a Reply