Seguro que en diversas guías turísticas de Alemania os han descrito los elementos especiales de los que dispone la catedral de Múnich. Y si vamos un poco más allá en detalles, habremos oído hablar de la «Huella del Diablo».

Una leyenda que va acompañando a la Catedral de Múnich desde su creación y que incluso, ha perdurado durante el destrozo que sufrió dicho lugar durante la II Guerra Mundial, concretamente en el año 1944 por los aviones del bando aliado.

¿Cuál es la famosa leyenda que rodea a la Huella del Diablo?

La leyenda nos cuenta que el diablo visitó este lugar y se burló del mismo al no observar ninguna ventana frontal ni lateral. Sin embargo, al moverse y comprobar que entraba luz y que estas, verdaderamente eran existentes conforme se avanzaba en el templo el diabló se enfadó e intentó destruir la Iglesia. Su huella es el lugar sobre el que observó todos los alrededores del templo construído por el arquitecto Halsbach.

Todo esto viene motivado, aparentemente, entre un pacto que el propio arquitecto hizo con el diablo donde pedía que no ocurriese ningún incidente para poder terminar con éxito y en tiempo récord su obra y a cambio de hacer un templo sin ventana. A dicho pacto, aceptó el diablo. Pero afortunadamente, consiguió ser engañado.

Como curiosidad, a fecha de hoy, el ventanal frontal se visualiza nada más entrar, pero cuando el diablo accedió al lugar, este ventanal estaba tapado.

Cabe destacar el hito de este arquitecto que en apenas, 20 años, consiguió terminar este lugar.

Sin duda alguna, un relevante edificio en el que pararse durante nuestra visita a Múnich y que forma parte de nuestro itinerario en el free tour Múnich.

freemunich

Si por algo se caracteriza la ciudad de Múnich es por ofrecer a sus viajeros y residentes una amplia oferta gastrónica que hace del resultado de la experiencia por la capital bávara de algo inolvidable y único.

Unos factores que influyen en la «ecuación» gastronómica son los distintos mercados. Los cuales se encuentran  repartidos por distintos puntos estratégicos, que ostentan de gran fama e interés especialmente en aquellos viajeros que desean visitar Múnich en un día o Múnich en dos días.

¿Cuáles son los mercados gastrónómicos de Múnich más recomendables?

Viktualienmarkt. El mercado más antiguo de todos los existentes. Situado cerca de Frauenstrasse y Heiliggeistkirche, se trata de un mercado que si bien ha evolucionado ofreciendo productos gourments de la región, sigue conservando sus orígenes centrados en productos de granjas y cortes de carnes. Los embutidos también se hacen hueco en este mercado.

freemunich

Elisabethmarkt. Situado en el distrito de Schwabing ofrece una gran variedad de quesos, embutidos y cervezas. Este lugar cuyo nombre procede de Sisi la emperatriz, se ha convertido en la mejor opción de la actualidad para probar todo los productos delicatessen.

Hall of Taste. Un lugar donde se exponen productos callejeros y donde una vez al mes, los caminos abren estos expositores con especialidades como son las albóndigas, el cerdo adobado, el doner kebab o platos extranjeros.

Wiener Markt. Se trata del mercado gastronómico de Múnich más pequeño. Con un buen número de hortalizas y frutas. También destaca el pan de centeno. Localizado en el distrito de Haidhausen.

Auer Dult. Uno de los mercados gastrónomicos de Múnich más grandes. Se caracteriza por ofrecer de «todo». No sólo comida, también podemos adquirir menaje para el hogar, libros, productos de limpieza, cocina, etc…

¿Has visitado algunos de estos mercados gastrónomicos de Múnich? Si no es así, ¿a qué esperas?