Cuando visitamos alguna parte del mundo, sea cual sea el continente y la época del año, siempre nos gusta sentirnos como un “residente” más y degustar la gastronomía local del entorno y en nuestro regreso a casa, poder comentar a través de la propia experiencia que tal es el nivel de la gastronomía del lugar que hemos visitado.

Cuando nos animamos a visitar Múnich, la situación no es distinta ni mucho menos. Probar la gastronomía de Múnich y conocer las aspectos claves y más deliciosos de la cocina alemana es algo que debemos realizar durante nuestro viaje, con independencia del número de días. La razón es muy simple. Y es que la cocina alemana está reconocida a nivel europeo y a nivel mundial teniendo unos aspectos bases que debes conocer.

• En primer lugar, debes esperar una cocina donde los platos se caracterizan por ser abundantes y grasos. Y esto se debe a las temperaturas frías que viven durante gran parte del año y su tipo de clima.
• Tiene derivaciones y elementos en común con la gastronomía Alpina. Una cocina que destaca por la aparición de carnes y sopas como lo más común.
No tomar como referencia la cocina española y tampoco la hispana. En líneas generales, la cocina del Centro de Europa es muy distinta a la mediterránea y por supuesto, a la del otro lado del Océano.

Principales platos destacados de la gastronomía de Múnich

El desayuno bávaro. Muy tradicional pero muy distinto a lo que los españoles estamos acostumbrados. Sus desayunos son caracterizados por la salchicha blanca y un breze. Para beber, una cerveza de trigo.

Entrantes. La presencia del pan o del llamado Brotzeitbrettl, siendo una tabla de embutidos, forma parte casi en todos los restaurantes de la ciudad. El ofrecimiento de un entrante antes del primer parte es común en la cocina alemana. También nos podemos encontrar con otras sopas tales como: Kürbissuppe, Leberknödelsuppe, Pfannkuchensuppe o Spargelsuppe.

Los platos principales, como tal, en los menús cuentan con una amplia variedad. Siendo nexo común las llamadas salchichas asadas, Bratwurst; el pato, pollo, el goulash (común en toda Europa Central), otras variantes de salchichas o el codillo. Cabe mencionar que, al ser una región históricamente conservadora, no es una tarea fácil que se puedan encontrar platos y menús adaptados a vegetarianos.

Los postres aguardan una cierta variedad y podremos encontrar recomendaciones tales como: Apfelkücherl (Panqueques), Apfelstrudel (Remolino de manzana), Bayerische crème (Crema bávara) y Käsekuchen (Tarta de queso)

Puedes preguntarnos por recomendaciones de lugares para comer

Nos agrada que nuestros viajeros además de disfrutar de un tour por Múnich puedan consultarnos cualquier otro aspecto relacionado con su viaje, y en el tema gastronómico no podía ser menos.

Por tanto, nos podéis preguntar sin compromiso.