múnich con niños

La opción de ir de viaje por Europa es una idea generalizada para cualquier familia que tenga espíritu aventurero y un notable interés por explorar el viejo continente. Múnich es una de esas ciudades que reciben turistas a lo largo de todo el año, sin entender de meses. Hay viajeros que prefieren conocer la capital de Baviera durante los meses de invierno con el frio de leal acompañante y otros, por el contrario, prefieren hacerlo durante el verano donde el clima sea más cálido.

El denominador de la ciudad alemana sea cual sea la fecha elegida es que Múnich con niños una opción viable si quieres disfrutar su belleza arquitectónica, pasado y naturaleza.

Definir un plan de viaje con tiempo destinado al ocio y al entretenimiento es algo importante para que la experiencia de los más pequeños sea divertida, amena y no caigan en el aburrimiento. Para ello, os damos el siguiente decálogo de consejos:

freemunich

  • Realiza un free tour Múnich con ellos. Es un recorrido que pueden hacer los niños siempre y cuando vayan acompañados de un adulto.
  • Haz uso del enorme especio verde que ofrece Múnich. Es habitual que quieran a jugar a fútbol, hacer ejercicio o que quieras estar desconectado de los edificios del centro histórico.
  • Si cuentas con algún pequeño apasionado por el fútbol, visita el mítico estadio del Allianz Arena. Es una acertada decisión. Lugar donde alberga los partidos como local del todopoderoso Bayern de Múnich.
  • Si la visita la vas a realizar estando Múnich en Navidad, los mercados navideños que se encuentran repartidos por la ciudad son una gran distracción y generalmente, despierta atención en los niños.
  • Evita la masificación de ciertos lugares, especialmente si vas a conocer Múnich con niños durante los meses de julio o agosto.
  • Unos padres responsables deben saber que se debe evitar temáticas relacionadas con la época nazi o visitar el campo de concentración de Dachau. De hecho, está prohibido el acceso a menores de 14 años.
  • Durante el verano la ciudad habilita una serie de espacios abiertos en los mercados gastronómicos con una zona de juegos que permite entretener a los pequeños.
  • Planifica un itinerario de cada uno de los días alternando distintos tipos de actividades. Por ejemplo, evitar pasear por las mismas zonas o hacer continuamente lo mismo.
  • Algunas de las ciudades que están en las afueras de Múnich pueden ser amenas y divertidas para los niños. Un claro ejemplo de ello es el castillo de Neuschwanstein. No es casualidad que sirviera de inspiración a Disney.
  • Los más de 100 años de vida que tiene el zoológico de la ciudad ostenta de especies protegidas de todo el mundo y también puede ser una opción viable para entretener a los niños.

¿Es recomendable hacer algún tour de pago acompañado de niños?

Por supuesto que es recomendable. De hecho, los menores de 14 años pueden realizar cualquier tour sin necesidad de abonar algún importe, solamente el derivado de algunos desplazamientos (El tour del campo de concentración de Dachau no lo pueden hacer)

Si, además, algún tour lo quieres personalizar acorde a los intereses, inquietudes y curiosidades de toda tu familia, siempre tienes disponible la opción de contratar un tour privado Munich. Tu recorrido a tu gusto y acompañado de un guía para haceros la experiencia amena.

¿Hay algunos museos o sitios específicamente para niños?

  • El Deutsches Museum es una zona cultural ideal para padres y niños. Un lugar en el que se exponen avances tecnológicos y culturales de una forma divertida. Al ser un museo interactivo, llama la atención de los pequeños.
  • La famosa juguetería de Obletter Spielwaren que tiene un sinfín de productos y juegos para que puedan pasar un buen rato.
  • Un poco lejos, pero que, si se dispone de varios días por Múnich, es interesante la opción de visitar el Playmobil Fun Park situado a menos de 200 kilómetros de Múnich. Un paisaje para disfrute y gozo de los niños donde de hecho, se celebra una feria anualmente. Hay opciones interesantes para ir en transporte desde Múnich.
  • Visitar las tiendas de souvenirs también es interesante. Pero debes evitar a toda costa que sean las situadas en los aledaños de Marientplaz, ya que los precios de los artículos son caros.
  • Si, además, tienes algún pequeño apasionado por el sonido de los motores y los coches, el museo BMW que se encuentra en Múnich también puede formar parte de itinerario.

Resulta un hecho bastante obvio que visitar Múnich con niños permite que adultos y pequeños disfruten de un viaje inolvidable.

¿Te parecen pocas opciones?