Nacido a mediados del siglo XIX, Luis II de Baviera fue conocido como el Rey Loco motivado por un mundo de fantasía que el mismo se fue construyendo con el paso de los años.

Muchos dicen que el hecho de ser rey con apenas 19 años causó una fuerte presión interna por su parte y esto provocó en el medio y largo plazo que nunca aceptase su rol y de ahí a que creara los palacios que tenemos en la actualidad, aislarse de los demás o nunca querer escuchar a los asistentes ante cualquier evento.

Hay una relación proporcional en la creación de palacios a lo largo de su vida y el rechazo que tenía de ser Rey. Por tanto, el apodo del “Rey Loco” se iba consolidando con el paso del tiempo.

En este artículo, os queremos mencionar aquellas joyas palaciegas ideadas por el Rey Loco y que, a fecha de hoy, se han convertido en reclamo turístico por los cientos de personas que vienen a Alemania para hacer tours por Munich o bien, desean conocer las afueras de Múnich.

Sus tres palacios emblemáticos

Castillo de Neuschwanstein. Posiblemente uno de los castillos más visitados de Europa, que actualmente encontramos en miles de estampas fotográficas y en los que el Rey Loco pasó su tramo final de vida. Este castillo ha servido de inspiración a Walt Disney y durante todo el año, recibe la visita de turistas de todas las partes del mundo gracias a su cercanía y proximidad con la capital de Baviera, Múnich.

Palacio Linderhof. Un lugar que muchos se animan también a visitar, si bien no es un lugar muy extenso, fue el único castillo que el mismo vio terminar con sus propios ojos. Esta obra arquitectónica guarda ciertas similitudes e inspiraciones intencionadas con el Palacio de Versalles de París.

Palacio de Herrenchiemsee. A diferencia del anterior, no lo pudo ver acabado y es una obra muy majestuosa por contar con unos preciosos jardines que ha despertado durante muchos años, y lo sigue siendo en la actualidad, de muchos turistas. Este palacio se encuentra en en una isla del lago Chiemsee.

Tres joyas que originan un debate que a pesar de ser un Rey Loco, si no fuera por él, actualmente no tendríamos estas maravillas disponibles actualmente.

Con nosotros puedes conocer algunos de estos castillos del Rey Loco

Gracias a nuestro tour privado Múnich, si alguno de estos palacios forma parte de tu inquietud y espíritu aventurero viajero, puedes visitarlo.

Las afueras de Múnich son un atractivo a nivel mundial y nosotros te queremos acompañar en la aventura.