Ante cualquier plan de viaje, sea cual sea el número de días, plan y número de personas, la fase de la búsqueda del alojamiento más idóneo es un momento por el que todos pasamos. Ya sea con mayor o menor antelación y si tenéis pensado viajar a Múnich, no podía ser menos en esta ocasión.

Lo primero que debéis saber, antes de nada, que cuanto antes se reserve el alojamiento, mejores precios se encuentran salvo el caso de que se busque en fechas claves para la ciudad como son las Navidades o la tradicional celebración de la Oktoberfest (que por mucho que uno se adelante, el precio está superior que el promedio de todo el año). En cualquier caso, en esta página de ayuda os queremos dar algunas claves para disfrutar de los mejores alojamientos en Múnich teniendo en cuenta una serie de factores:

  1. Zona de la ciudad 
  2. Presupuesto
  3. Época de viaje
  4. Tipo de viaje

Mejores zonas para dormir en la ciudad de Múnich

Múnich afortunadamente, tiene la gran parte de sus sitios y monumentos más importantes en una distancia relativamente cercana a pie. Por poner un claro ejemplo, el free tour Múnich en español se realiza a pie y transcurre por todo el centro de la ciudad donde se encuentra Marienplatz. Esta ventaja, permite que aunque el alojamiento no se reserve en el mismo casco histórico, se pueda ahorrar en el uso de transporte público para ir hasta el propio centro neurálgico de la ciudad.

La capcacidad de hasta cuánto estéis dispuestos a pagar influye en esta ecuación. Ya que si estáis dispuestos a pagar cualquier precio y valoráis más la ubicación, indudablemente la mejor opción es que los alojamientos en Múnich se hagan en la zona de Marienplatz. Por el contrario, si se busca una mejor relación entre calidad y precio, la zona de Karlsplatz es una buena opción. 

Podríamos hablar que la diferencia entre una zona y otra para una misma época del año o fecha, podría ser bastante significativa. Ahora bien, si aún así queréis ajustar más tu presupuesto puede ser valorable que el sitio para dormir esté en las afueras pero para ello, si es indispensable usar algunas de las líneas de metro o transporte público.

Hay que sopesar la comodidad, ya que además el transporte de la ciudad no es uno de los más económicos de Europa, especialmente si tienes que pasar por distintas zonas. Eso si, la gran ventaja de Múnich, es que sea cual sea el sitio en el que os hospedéis, estamos haciendo alusión a una ciudad muy segura, donde caminar por cualquier barrio incluso a altas horas de la madrugada no supone ningún palabra para residentes ni tampoco para los turistas.

Tipos de alojamientos en Múnich dependiendo del presupuesto

Como sucede en otras importantes ciudades europeas y del mundo con un gran número de turistas anualmente, el tipo de alojamiento también influye en el presupuesto. En este caso hacemos alusión a hostales, albergues o apartamentos.

Para cada tipo de alojamiento existen páginas webs de cierta notoriedad que permiten, en primer lugar, ofrecerle tranquilidad y seguridad a los turistas desde su llegada. Por otro lado, la variabilidad de precios entre una opción y otra, oscila desde los 14€ por noche aproximados de un hostal y albergue hasta los 80€ que puede alcanzar un hotel de cuatro estrellas. Si pasamos a otro de categoría superior y servicios extras sobrepasa perfectamente los 100€ por noche. 

En cualquier caso, este rango de precios son en épocas donde la ciudad no se encuetra en temporada alta. Tal como hemos dicho anteriormente, visitar Múnich durante la época de la Oktoberfest no sólo encarece, sino que además reduce el número de opciones de dónde podemos dormir buscando el mejor equilibrio entre precio y calidad.

Algunas webs de referencia en este sentido son: AirBnb o HostelWorld

¿Tanto influye el momento de mi viaje sobre las posibles opciones de alojamientos en Múnich?

La respuesta es rotundamente afirmativa.

La ciudad se encuentra ciertamente masificada durante la celebración de la Oktoberfest. Ya que vienen turistas procedentes de todas las partes del mundo y donde además, otros alemanes de regiones del país también hacen la visita a Baviera.

Si se busca un perfecto equilibrio entre el precio, masificación de la ciudad y presupuesto quizás la mejor opción para ir a Múnich (también por su climatología) Mayo, Junio, Julio, Agosto y Septiembre. No obstante, si os gusta el frío y ver la ciudad bajo la nueve, Diciembre y Enero también son buenas opciones.

No es raro encontrar que muchos turistas quieran conocer Múnich en Navidad. En base a estos meses, todos los tipos de alojamientos juegan con cierta volatilidad en sus precios aprovechando el clásico «juego» y ley de la oferta y demanda.

¿Y el tipo de viaje? ¿Incide en el tipo de alojamiento que se debe buscar?

También.

Podemos decir que si el viaje va a ser en familia, acompañado de pareja, niños o amigos, la opción de un alojamiento privado es la más recomendable. Por otro lado, si se viaja sin compañía, se tiene una mayor flexibilidad para buscar distintas zonas, incluso en la periferia y tener el mejor precio. Y si va a ser un viaje por negocios, posiblemente elegir entre el amplio abanico de hoteles que existen por la ciudad sea la opción más lógica.

Asimismo, cabe decir que la ciudad de Munich es un buen lugar para adultos, niños, mayores…donde la edad no es un problema. Pues los rincones principales de la ciudad ofrecen soluciones y alternativas para todas las edades pudiendo disfrutar de la capita de la Región de Baviera sin que la edad sea un problema.

La conclusión que si debeis tomar con toda esta información es que se requiere cierta planificación de la reserva del alojamiento en esta ciudad, si bien ofrece muchas alternativas, encontrar un alojamiento muy barato con una ubicación privilegiada no es fácil en Múnich ni tampoco en el resto de Alemania.

Complementad vuestro viaje no sólo con un buen alojamiento, también con alguno de nuestros tours por Múnich en español de la mano de nuestros guías profesionales.